Magna Mariana

Una Magna Mariana para la historia, trece vírgenes y un simpecado han procesionado por primera vez en 600 años en Ceuta. Un hito histórico para la ciudad autónoma que se ha volcado con la Magna Mariana en honor a su Patrona, la Virgen de África en el 600 aniversario de la diócesis, con miles de ceutíes siguiendo el pasar de todas las imágenes marianas entre la Catedral y la plaza de la Constitución hasta más allá de la medianoche.

“Esto no se ha visto en siglos, es maravilloso”, comentaba admirado el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza Boy. A su alrededor, en la Catedral de Ceuta esperan doce vírgenes y un Simpecado para una cita histórica, se admira, “esto no se ve todos los días, eh, padre Francisco”. En el interior del templo sólo están los dos religiosos y el reportero de Ceuta al Día, rodeados de todas las imágenes marianas que este 16 de junio desfilarán ante la primera que llegó a estas tierras, Nuestra Señora de África, en la Magna Mariana que celebra los seis siglos de la diócesis de Cádiz y Ceuta.

Aún falta una hora para que Nuestra Señora de África salga del Santuario y el público ya llena las calles aledañas y toma posiciones en la plaza de la Constitución, en la que hace ya tiempo que apenas quedan huecos libres. Tras visitar en soledad la Catedral, el obispo se acerca hasta Nuestra Señora de África donde dirige unas palabras a los allí reunidos, maravillado por la emoción que recorre el centro de la ciudad. “Está Ceuta revolucionada”, bromea, reconociendo que la cita merecía la pena, y “se ha tirado la casa por la ventana para alabar y buscar la protección de Nuestra Señora”, reconoce, animando a los presentes a rezar con él un Ave María como inicio a la Magna Mariana, algo así como la Procesión de Procesiones, la devoción de una Semana Santa concentrada en casi seis horas, eso sin contar las recogidas.

Son las 18.50. Es casi la hora, perro un pequeño problema con una de las patas delanteras del paso retrasa la salida, pero unos martillazos a tiempo logran desatascar la rueda que se había encajado, impidiendo colocar las patas. Cinco minutos después de la hora convenida, la banda comienza a sonar. Es la señal. Fuera espera ya una multitud emocionada. Merche, ceutí, lo reconoce abiertamente. “Llevo emocionada todo el día”. Pedimos que nos lo explique, si puede. No puede. “Eso no se explica, solo se puede sentir”, se disculpa. A su lado, un amigo de Madrid, cofrade, que ha recorrido media España para venir a Ceuta, donde tiene buenos amigos del mundo cofrade. “Son muchos momentos, muchas emociones, muchos recuerdos, muchos amigos, es la vida misma”, resume, “y Ceuta es especial, debería ponerse en valor”.

© 2020 Consejo de Hermandades de Ceuta · Calle Gral. Serrano Orive, 12, 51001 · hermandadesdeceuta@gmail.com · TEL 956 51 49 91

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now